Estudio de arquitectura EHKI
Obra realizada para reconvertir una tienda de confituras en un estudio de arquitectura e inmobiliaria.

Se persigue dar una sensación de amplitud en un espacio de 20 m2 con el menor gasto posible. Para ello se ha optado por utilizar colores claros tanto para el mobiliario como para las paredes, exceptuando puntos concretos del local en los que se ha querido dotar de personalidad la oficina.

Mediante el uso de la madera tanto en el suelo como en elementos decorativos se consigue dar calidez al local.